¿UN PERRO QUE SE ESCAPA MERECE UN CASTIGO?

¿UN PERRO QUE SE ESCAPA MERECE UN CASTIGO?

 

¿UN PERRO QUE SE ESCAPA MERECE UN CASTIGO?

¨Tu perro se ha escapado por enésima vez, y te ves obligado a darle una reprimenda cuando vuelve avergonzado. Piensas que va a terminar por entenderte…¨

¿Estás seguro de actuar correctamente?

 

Para entender mejor:

El propietario considera la fuga como un comportamiento incomprensible que constituye para el un motivo de angustia.

Al regreso del perro el castigo es casi sistemático, más aún cuando, en las primeras tentativas de fuga vuelve con la cola entre las patas y la cabeza baja como si supiera lo que ha hecho. Lo que desde nuestro punto de vista legítima el castigo. De hecho, él comprende que te enfadas pero no asocia este estado emocional con su vagabundeo. Muestra por lo tanto signos de sumisión para detener el conflicto pero recibe a cambio una corrección. Este gesto violento es para él incomprensible y puede causarle ansiedad. En adelante cada vez más en volver a su hogar.

¿Qué puedes hacer?

Cuando tu perro vuelva de una de sus escapadas, no le grites y acógele con los brazos abiertos para….recompensarle. Se sentirá aceptado y no rechazado por la manada. Descubre las razones por las cuales tu compañero se escapa, una hembra en celo, perros o niños que juegan en otro lugar, una falta de actividad, ansiedad por la ausencia de su dueño, instinto de caza, un plato de comida en el jardín del vecino….

Realiza investigaciones en el vecindario y actúa de detective siguiéndole, por ejemplo, en coche cuando se produzca una de sus fugas. Intenta sorprenderlo durante su escapada adelantándole con el coche y bajando del vehículo con una actitud decidida pero no agresiva, volverá inmediatamente a casa.