¿UN PERRO QUE COME SUS EXCREMENTOS SUFRE CARENCIAS?

¿UN PERRO QUE COME SUS EXCREMENTOS SUFRE CARENCIAS?

 

¿UN PERRO QUE COME SUS EXCREMENTOS SUFRE CARENCIAS?

¨Tu joven y fogoso cachorro posee todas las cualidades de un compañero sin par, pero tiene la molesta costumbre de ingerir sus excrementos y, de vez en cuando, los excrementos de otros perros. ¿Hay que administrarle suplementos vitamínicos?¨

¡¡ SERIA UN ERROR ¡¡

 

Para comprender mejor:

La relación directa entre una carencia alimentaria y la ingestión de heces no ha sido nunca realmente demostrada en el perro. Por otra parte, administrar vitaminas o minerales no suele modificar este comportamiento que por otra parte es considerado como normal hasta la edad de 3 o 4 meses.

En efecto, si el perro digiere y asimila mal sus alimentos (parasitismo intestinal, insuficiencia pancreática, alimentación mal adaptada o demasiado rica), quedan en sus heces olores del alimento que las convierten en apetecibles.

Hay que tener en cuenta que este comportamiento tiene a menudo como origen errores de educación Castigar un cachorro porque a defecado en casa en tu ausencia puede ocasionar que relacione tu enfado con la presencia de heces y intentará hacer desaparecer el objeto del conflicto. El comportamiento se instala y después persiste en la edad adulta.

 

¿Qué puedes hacer?

Cambia el alimento de tu perro proporcionándole un alimento completo hiperdigestible, que tiene como efecto cambiar la consistencia y el olor de las heces. Después impregna la heces con un repulsivo (mostaza, pimienta, pimentón…)

Puedes prevenir este comportamiento en el cachorro evitando recoger las heces en sus presencia, en posición agachada: puede interpretar esta actitud como un juego y divertirse robándola delante de ti.

Si sigue persistiendo este problema se recomienda un examen veterinario completo.