¿UN CACHORRO NO PUEDE SALIR ANTES DE ESTAR COMPLETAMENTE VACUNADO?

¿UN CACHORRO NO PUEDE SALIR ANTES DE ESTAR COMPLETAMENTE VACUNADO?

 

¿UN CACHORRO NO PUEDE SALIR ANTES DE ESTAR COMPLETAMENTE VACUNADO?

 

El día de la adquisición, te hemos advertido:

“No pasees a tu cachorro hasta que el veterinario le haya aplicado la tercera vacunas, pues antes no está todavía bien protegido”

 

Para comprender mejor:

Los perros generalmente son llevados a casa de sus propietarios a la edad de 2 meses, momento en el que reciben sus primeras vacunas. La protección conferida por la vacunación es máxima a los 3 meses, cuando se les administra la segunda dosis de la vacuna.

Esta es la razón por la cual, los veterinarios recomiendan aislar al cachorro entre estas dos fechas, para no exponerlo a eventuales contaminaciones. Esta precaución es hoy denunciada por los especialistas en etología, pues interfiere en un momento crucial del desarrollo del comportamiento del cachorro, justo en el período de socialización.

Entre las 3 semanas y los 3 meses aproximadamente el cachorro tiene, en efecto la facultad de impregnarse de los distintos elementos del mundo que le rodea y habituarse a ellos; seres vivos, imágenes, ruidos, olores…. Pasado este período cualquier elemento nuevo constituirá un factor de estrés, pues el animal será incapaz de manejar las informaciones que no hayan sido asimiladas con anterioridad. Manteniendo a un cachorro en la vivienda hasta los 3 o 4 meses, la sociabilización no podrá realizarse correctamente por falta de estímulos: el animal desarrollará trastornos del comportamiento caracterizados por el miedo y las fobias.

¿Qué puedes hacer?

Favorecer el proceso de sociabilización sacando a pasear regularmente a tu cachorro, lo más pronto posible, para que descubra su nuevo entorno, los ruidos de la calle, el gentío, los coches, los camiones de la basura… Ponle en contacto con personas diferentes, con perros de todos los tamaños y con otros animales para que no sienta miedo más adelante.

Desde un punto de vista médico evita los contactos con perros callejeros o enfermos y no le dejes lamer los orines, beber en aguas estancadas o husmear las heces diarreicas.