¿LOS OIDOS DEL PERRO SE LIMPIAN CON UN BASTONCILLO DE ALGODÓN?

¿LOS OIDOS DEL PERRO SE LIMPIAN CON UN BASTONCILLO DE ALGODÓN?

 

¿LOS OIDOS DEL PERRO SE LIMPIAN CON UN BASTONCILLO DE ALGODÓN?

“¿Quién no ha sentido la tentación de limpiar los oídos de su perro con los bastoncillos de algodón? El conducto del oído del perro tiene el aspecto de ser tan profundo y el instrumento, en comparación, tan pequeño, que se piensa que la maniobra es inofensiva….

!! EQUIVOCACIÓN !!

Para comprender mejor:
La peculiar anatomía del oído del perro es ya una razón  suficiente contra la utilización de bastoncillos para su limpieza.
La anatomía del oído del perro es de un menor diámetro y en forma de “L” , se compone de una porción vertical y después de una porción horizontal, que se termina  a nivel del tímpano.
Cuando se introduce un bastoncillo en el oído del perro sólo se consigue empujar la suciedad presente (cerumen, restos…) profundamente, hasta la porción acotada de la “L” !pero no se eliminan los desechos!
El bastoncillo es también irritante para la mucosa del conducto auditivo, particularmente frágil, y puede causar incluso heridas si el perro realiza un movimiento brusco.

¿Qué puedes hacer? :
Utilizar un limpiador auricular para perros aconsejado por tu veterinario. Introduce el extremo del aplicador e instila algunas gotas en el conducto. Masajea la base de la oreja haciendo que el líquido suba a la superficie. Se retiran los restos que salgan y se deja que el perro se sacuda, así evacuará el resto del producto.