¿HAY QUE RESTRINGUIR EL AGUA A UN PERRO QUE ORINA MUCHO?

¿HAY QUE RESTRINGUIR EL AGUA A UN PERRO QUE ORINA MUCHO?

 

¿HAY QUE RESTRINGUIR EL AGUA A UN PERRO QUE ORINA MUCHO?

“Desde hace algún tiempo, tu viejo perro se comporta de una manera muy molesta: solicita salir muy a menudo y por la noche no se contiene. Para estar un poco más tranquilo, le retiras su recipiente de agua por la tarde

¿Y SI ES UNA DECISIÓN EQUIVOCADA?”

 

Para comprender mejor:

Si tú animal orina más de lo habitual, significa que bebe en exceso. Y si bebe más y sin una razón que lo explique (el paso a una alimentación seca, calor, ejercicio, lactación…) significa que está enfermo.

La polidipsia (aumento anormal y no pasajero de la sed es uno de los primeros signos de diabetes, pero también puede reflejar una afección renal o hepática, una afección bacteriana, un trastorno hormonal… )

En los casos citados, la Polidipsia se acompaña siempre de poliuria (aumento de la cantidad de orina excretada). Restringir el agua conduce por lo tanto y de forma muy rápida a una deshidratación  grave del perro, poniendo en peligro su vida.

 

¿Qué puedes hacer?:

Mide la toma de agua diario, se convierte en anormal a partir de 100ml/kg de peso corporal. (en lugar de 20ml a 60ml), incluso menos si el animal recibe una alimentación húmeda.

En este caso, lleva a tu perro en ayunas al veterinario para que pueda realizar exámenes complementarios y emitir un diagnóstico preciso sobre el origen de este problema.

La supervisión de la toma de agua es particularmente importante en los perros de raza avanzada. Estos sufren frecuentemente de insuficiencia renal crónica debida a lesiones progresivas e irreversibles de los riñones, que son los encargados de la depuración del organismo y de eliminar los desechos. La polidipsia-poliuria es uno de los síntomas característicos de esta grave afección.