¿EL PERRO ENCUENTRA POR SÍ MISMO SU LUGAR EN LA CASA?

¿EL PERRO ENCUENTRA POR SÍ MISMO SU LUGAR EN LA CASA?

 

¿EL PERRO ENCUENTRA POR SÍ MISMO SU LUGAR EN LA CASA?

¨Desde su llegada a la vivienda, tu joven perro descansa donde bien le parece. Cama, sofá, pasillo, cojín…. Sus gustos cambian, parece que no hay manera de que se decida por el más adecuado¨

¡Atención a las consecuencias!

 

Para comprender mejor:

Dejar que el perro ocupe cualquier sitio según su conveniencia es lo mismo que permitirle controlar el territorio de la ¨familia-manada¨ y, por lo tanto, afirmarse como individuo dominante.

El perro preferirá por esta razón descansar en los lugares de paso o en sitios elevados para vigilar mejor las idas y venidas. Intentar desalojarlo se convertirá rápidamente en una tarea arriesgada, sobre todo cuando crezca y sea adulto, pues no aceptará que se plantee ninguna duda acerca de su estatus social.

 

¿Qué puedes hacer?

Como jefe de la ¨familia-manada¨ debes decidir dónde puede o no puede dormir tu perro. Debes prohibirle dormir sobre la cama, el sofá o los sillones, lugares en los cuales puede ¨dominar¨ la situación. Apártale firmemente de los pasillos y de la entrada, lugares estratégicos de control del paso. Adjudícale un rincón, incluso varios, en el salón, la cocina o incluso en la habitación, lejos de la zonas de paso y coloca allí su cesta, su cojín, o su manta.