¿DEJAR LAS CROQUETAS A LIBRE DISPOSICIÓN ES MÁS PRÁCTICO?

¿DEJAR LAS CROQUETAS A LIBRE DISPOSICIÓN ES MÁS PRÁCTICO?

 

¿DEJAR LAS CROQUETAS A LIBRE DISPOSICIÓN ES MÁS PRÁCTICO?

¨A menudo vas con prisas o con retraso y piensas en ganar tiempo dejando las croquetas a libre disposición de tu perro… Esta decisión es nefasta para el equilibrio psíquico y para la salud de tu perro¨

¡Atención a las consecuencias¡

 

Para comprender mejor:

El desarrollo de la industria de los alimentos secos completos para perros ha simplificado la vida de los propietarios: ya no hay que hacer cálculos, preparar raciones en la cocina, ¡todo está en la croqueta¡

La tendencia actual es evitar causar cualquier frustración en el animal, sobre todo durante las largas ausencias del propietario: éste le proporciona, por lo tanto, croquetas discrecionalmente, pero esto conlleva ciertos riesgos. El riesgo principal es la obesidad, las comidas a horas fijas permiten regular el comportamiento del perro. Si el perro dispone de croquetas a voluntad, tendrá tendencia, incentivado por el aburrimiento, a ingerirlas sin cesar por encima de sus necesidades. Además, alimentar a tu perro en régimen de autoservicio equivale a darle prerrogativas de individuo dominante: en la manada, el dominante come cuando quiere, delante de los demás, degusta la comida lentamente, deja un poco para volver más tarde y parece gustarle que los otros perros presencien como se alimenta.

 

¿Qué puedes hacer?

Proporcionales a tu perro 1 o 2 comidas al día, a una hora fija, con el mismo plato y en el mismo lugar, que debe ser un sitio tranquilo. No le des nada entre comidas. Si picotea del plato y no ha terminado su ración al cabo de aproximadamente media hora, retírale el plato hasta su próxima comida; no le corresponde a él, sino a ti, regular las tomas de alimento.